domingo, 6 de noviembre de 2011

Ni siquiera sabes cómo huele su cuello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario