martes, 9 de agosto de 2011


Quizás son demasiados planes hechos, caminos recorridos, esperas terminadas y relojes fundidos para que quepan en una sola imagen. 
Me habéis hecho feliz.